Post acerca de PayaSOSpital Navidad 2016

¿Es posible el emprendimiento social? Ejemplo: Navidad, Reyes y PayaSOSpital…

 

Hoy te traigo un post enfocado al Emprendimiento Social, y además es un pequeño homenaje a la gente que hace que la vida sea un poco mejor, aquell@s que consiguen que no pierdas la fé en el ser humano, y aunque me he basado en PayaSOSpital, también va dedicado a las ONGs, asociaciones, federaciones e incluso empresas que aportan su enorme grano de arena a mejorar las navidades -y el resto del año- de los niñ@s y sus mayores, y en especial, aquell@s que tienen que pasar un día y otro en un hospital. Va por ell@s.

Nota: Las fotos/imagenes de este post (excepto el Papá Noel de la cabecera) son extraídas de su propio blog y propiedad de PayaSOSpital.

Doc Tornillo

Doctor Tornillo

Emprender y ayudar a los demás es posible, compatible, y necesario.

En mi opinión, generalmente, cuando emprendes un proyecto o negocio este responde a la necesidad de un nicho, sector o público -target- concreto con lo que "ayudas" a tu clientela en algún aspecto, solución o como digo, necesidad.

Pero yendo más allá, está el Emprendimiento social. Por ejemplo, una ONG, asociación, fundación o incluso un sindicato (ejem...) tienen su "version" en S.L., (CIF B...) S.A., (CIF A...) o COOP., (CIF H...), etc. generando empleo por una parte, ofreciendo las soluciones que comentaba por otra, y realizando acciones o proyectos sociales.

En este caso que te presento, se trata de una asociación (CIF G...) pero su funcionamiento es similar al de una empresa (matizando el símil) ya que esta tiene que contratar personal, gestionar medios propios y de terceros, etc.

Vamos, que en esto son fifty-fifty.

Emprendimiento social ¿mande?... Clic para tuitear

Cuando la pista tiene paredes, habitaciones y no hay circo

Llevo un tiempo, "siguiendo" la trayectoria de estos personajes, payasos que no encontrarás en los circos que en estas fechas pueblan las ciudades -y pueblos- de España.

Los encontrarás sobretodo en hospitales, llevando sonrisas a esos pequeños hombres y mujeres que, tienen que ser el futuro, deben ser el futuro, y que por alguna circunstancia que escapa a mi comprensión, están enfermos o convalecientes.

Aunque en realidad, bajo ese maquillaje, esas prótesis de látex y plástico, hay todo un Spiderman, una Supergirl y hasta un Hulk.

La verdad, es que a veces, al igual que le debe pasar a un médico, enfermo, sanitario o a cualquier persona que trabaje en un hospital, tienes que ser todo un superhéroe para recibir en ocasiones dolor, sufrimiento y malestar ajeno, y devolver risas, acrobacias y un buen humor de lo más contagioso.

Remedios, la supervisora

Hete aquí la Supervisora Remedios

La envidia de Batman y Superman

No vuelan, no tiran rayos láser, no llevan capa (bueno algun@ creo que sí) y son personas con una formación artística y vital importante. 

Pero lo que más me atrae de PayaSOSpital, es lo que representan, lo que hacen y lo que aportan a la sociedad. 

Especialmente a una buena parte de la sociedad que nadie ve, o nadie quiere ver (mientras no me toque a mi... ¿verdad?), esos cientos y miles de niños, menores de edad y adolescentes (física y mentalmente) que visitan durante un tiempo -más de lo que sería deseable- camas y salas blancas, o verdes, o azules... según se mire.

Aquí están: Enfermera Mina Mercromina y Profesor Microscopio

Mira mira, son el Profesor Microscopio y la Enfermera Mina Mercromina 😉

No entraré en política porque hace años que decidí no dedicarles mi tiempo a un@s y otr@s chupopter@s que lo único que quieren es aferrarse a una silla (que además, conlleva injustos sueldos vitalicios) mientras que el personal sanitario y las subvenciones a entidades y organizaciones como PayaSOSpital (y otras tantas ONGs, asociaciones sin ánimo de lucro, etc.) se reducen, a la par que sus medios e instalaciones.

Y eso ocurre, insisto, independientemente del color del político que mande o de hacia donde levante la mano o el puño este/a y sus séquitos.

Bien, paro, que me caliento. Y si echo humo, luego tengo que lavar la ropa.

No, en serio... que lo es: Señores y Señoras que leéis y seguís este blog, haced como yo y pedir a Papá Noel y a Los Reyes Magos que visiten los hospitales, los albergues y esos lugares donde sus habitantes por carecer de dirección o ubicación física o pertenecer a una clase baja-baja-rebaja (quién inventó estas etiquetas... grrr), muchos niñ@s no podrán ver llegar sus regalos o materializarse sus ilusiones.

¡En PayaSOSpital, no llevan capa pero son Super! 😉 Clic para tuitear

Todo cuenta, todo suma... lo del granito de arena 😉

A veces, con un pequeño detalle, se consiguen grandes cosas. Mejorar la calidad de vida de las personas. De eso se trata.

¿Solución? (uff... queda mucho para eso, pero mientras...) colaborando a esa mejora que aludía antes mediante un donativo, una aportación o difundiendo el mensaje de personas y superhéroes como los protagonistas de este post: l@s niñ@s (y mayores) y esos payasos que les hacen pasar un buen rato haciendo más llevadera su estancia en esas salas blancas, verdes, azules... 

2 thoughts on “¿Es posible el emprendimiento social? Ejemplo: Navidad, Reyes y PayaSOSpital…”

  1. Es muy buena la iniciativa.
    Es duro estar ingresado y más para un niño en estas fechas, hay que agradecer a las personas que hacen que cada día un niño mantenga la sonrisa a pesar de las circunstancias.
    Un saludo.

     

    [Responder]

    Miguel Aguado Reply:

    Cierto.
    Gracias por comentar, Rebeca.
    Un saludo.

     

    [Responder]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *