Menú Cerrar

Fuerza de voluntad vs. Convencimiento

Fuerza de voluntad
 

Ha pasado el verano, pero seguro que ahora sí, después de trece veranos y tropecientos añonuevos es el momento de ponerte a dieta... ahhhhg! no, que no puedes evitar ese bollo de chocolate, o esa barra de helado, o esa Mcloquesea... vale, no pasa nada, otra vez será. ¡Que la fuerza de voluntad te acompañe, Joven Skyw...! Bueno, que me salgo del tema.

¡Hey! ¿Sabes qué cómo suscriptor/a te llevas gratis esta pedazo de GUÍA para emprender? Así, para ti. ¡Vamos!

Descubre cómo montar tu negocio low cost en sencillos pasos
  • Vale su peso en oro, y más... ¡Para ti, GRATIS!
  • Con ejemplos basados en mi experiencia real, nada de películas ni cosas de oidas ¡Todo verdad!

Tus datos seguros. Nada de SPAM. 100% Garantizado 😉

Hoy vengo con un post de lo más curioso... voy a hablar de la fuerza de voluntad.

Pues te voy a dar una sorpresa. Igual no muy grata. O igual sí. 

La cosa es, que confundimos la fuerza de voluntad con el convencimiento (o convicción. Tanto monta...).

Sí, así es.

Una frase, la verdad, que parece que intente ya en un principio reforzar la 'voluntad' con la fuerza, puesto que por si misma, dicha voluntad es pequeñita y oye, no funciona.

El camino, el viaje, el periplo...

Te cuento:

Por ejemplo, la fuerza de voluntad en un fumador: se pasa todo el tiempo reprimiendo las ansias, las ganas de fumar. Se fuma encima. Pero aplica la fuerza de voluntad para evitar fumar, y resulta agotador. En cualquier momento el síndrome de abstinencia hará acto de presencia.

Y ahora, convicción (recuerda, también nos sirve convencimiento): decide dejar de fumar desde el minuto 1, y lo lleva a cabo a rajatabla con absoluta convicción. No necesita fuerza de voluntad porque es consciente de que desea dejar de fumar y así lo lleva a cabo.

Ahora ya sabes la diferencia. Es como ir o no ir. Como llover o no llover. Lo mismo.

Ya, pero... ¿qué tiene esto que ver con Emprender?

Esto es aplicable a la hora de emprender, tal y como decía al principio.

Te lo explico en esta infografia:

Fuerza de voluntad vs. Convicción

¿Para dónde tiro?

Descubre la diferencia entre Fuerza de Voluntad y Convicción: MiguelAguado.info Clic para tuitear

Fuerza de voluntad: Si no te comprometes con tu proyecto, con lo que deseas hacer, haces el vago (procrastinar como se dice actualmente) y no tomas decisiones, obviamente, estarás fallando

Convicción: Si estás realmente comprometido y convencido de lo que te propones, de lo que quieres hacer, de crear tu proyecto de una vida mejor, entonces tu emprendimiento muy probablemente irá por el buen camino.

Como puedes comprobar, la diferencia es abismal. Y la confusión cuando aplicamos fuerza de voluntad, cuando realmente es convicción, no se queda atrás.

Es así de sencillo. No hay recetas milagrosas ni malabares. ¿Hay convicción, ganas de hacer las cosas y ponerse a ello YA? ¡Wow! Pues hale, non stop! 😉

¿Y tú qué piensas?
¿Todavía crées en la fuera de voluntad?
¿O eres más de convicción/convencimiento?
Deja tu comentario...

Posted in Emprendimiento

4 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MiguelAguado.info te informa que la comunicación enviada quedará incorporada a un fichero del que es responsable Miguel Aguado. Esta comunicación se utilizará exclusivamente para tratar tus datos y atender tu solicitud, siempre de acuerdo al Reglamento (UE) 2016/679 (RGPD), la Ley Orgánica 15/1999 (LOPD) y el Real Decreto 1720/2007 de desarrollo de la LOPD), sobre protección de datos. Tus datos no se comunicarán a terceros, excepto por obligación legal, y se mantendrán mientras no solicites la cancelación. Los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de MailerLite (proveedor de email marketing) ubicado en Paupio 46, 11341 Vilna. Lituania, EUROPA. Puedes ejercer los derechos de acceso, rectificación, portabilidad y oposición, o si procede, a la limitación y/o cancelación del tratamiento, comunicándolo por escrito, indicando tus datos personales vía email a: lopd@miguelaguado.info. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad.